Andorra Ultratrail Vallnord con Juan González. Popular en Celestrail (83 km/5000+)

4194_CBU9371

Andorra Ultratrail Vallnord, una de esas pruebas que muchos corredores populares y no tan populares como es el caso de Nerea Martínez entre otros han querido pasar por ella. Ya sabes lo fanáticos que somos de la prueba por artículos que hemos creado como “La guía del corredor popular en Andorra Ultratrail”.

En esta ocasión, volvemos a hablar sobre Andorra Ultratrail Vallnord del próximo 14-17 de julio a través de una de esas tantas almas que estarán recorriendo todos y cada unos de sus senderos. Juan González, corredor de montaña popular con un gran currículum deportivo, según él sin grandes resultados, proveniente de Mataró y con un gran deseo por descubrir un gran sistema montañoso a través de la CelesteTrail (83 km/5000+)

Manu: ¡Juan! Gracias por estar aquí para acercar la montaña a todos los aficionados de esta forma de vida, correr por la montaña.

Juan: Gracias a ti. Siempre es gratificante y enriquecedor conversar con quien como bien dices,  le mueve la misma pasión hasta el punto de entenderlo como un ámbito o elemento más (y muy importante) de nuestra vida.

Manu: antes de nada… ¿Quién es Juan González?

Juan: Juan es un apasionado de la montaña, de espíritu apacible, verbo pausado, y mente inquieta. Esa mente inquieta es la que hace que esté siempre embarcado en proyectos, para intentar saciar sus inquietudes. Así de simple. Así de complicado.

Manu: llegar a Celestrail no ha sido posiblemente un pensamiento de un día a otro. ¿Qué te mueve querer correr en 50627M1555_0Andorra Ultratrail Vallnord?

Juan: Andorra es un país increíble, tiene unas montañas impresionantes, y es generoso y variado en todo tipo de ofertas. Conozco Vallnord desde mis tiempos de mountain biker, los veranos acudía para hacer descenso en las pistas de esquí habilitadas para tirarse cuesta abajo. Es un entorno maravilloso e idílico, a menos de 3 horas de casa. En el mundo de las Ultras,  es una carrera de referencia,  en la que quería tomar parte, y este año era posible encajarla en mi calendario, constituyendo la ultima “tirada larga” antes de acometer la UTMB en agosto.

Manu: aunque Ronda dels Cims es la hermana mayor, no se le puede perder tampoco el respeto a Celestrail. La experiencia es un grado ¿de dónde vienes? y ya que estamos, ¿dónde vamos?

Juan: Por supuesto, es necesario acometer cualquier carrera con el máximo respeto, en estas distancias y desniveles en los que nos movemos, nada nos garantiza en el momento de la salida que podamos llegar a meta.

Empecé tarde a hacer deporte, concretamente mountainbike. Hice el Camino de Santiago en bici, pero quería experimentar la sensación de hacerlo a pie. Tanto me gustó en bici, que finalmente lo hice otras 3 veces andando (la última vez combinando andar y correr). Durante esas peregrinaciones a Compostela vi que no se me daba mal hacer distancias largas, y empecé a conocer e investigar lo que yo entendía como travesías de larga distancia, a la postre Ultras.  Mi primera carrera de montaña fué de 81 kms. Y quedé atrapado, hasta hoy!!

Actualmente, como sabes, tengo en marcha el proyecto 10 islas 1 desierto, ése es mi objetivo, y el que más ilusión me hace, además de poder tener dorsal para este 2016 en UTMB, todo un sueño. Hace tiempo que entendí que mi fin no era acumular dorsales ni medallas Finisher, sino más bien coleccionar experiencias. Y las experiencias se nutren de las carreras, (y del camino que nos lleva a ellas), viviendo intensamente momentos buenos, y no tan buenos durante todas esas horas que podemos estar con un dorsal colgado.

Manu: la planificación de entrenamientos dentro del corredor de montaña es algo no muy usual, por norma salimos a correr para despejarnos y disfrutar sin más. ¿Te unes al grupo de los “disfrutones” o te gusta ir planificado para conseguir tus objetivos? ¿Cómo entrena un popular de cara un gran reto como este?

Juan: Sinceramente? disfrutón 100%!!!. Parto de la base que la montaña me proporciona la tranquilidad y sosiego que necesito,  al final del día, de mi jornada laboral y demás obligaciones. Para mimetizarme en el entorno y sentirlo, he de prescindir en la medida de lo posible de lo supérfluo que pueda “contaminar” ese estado, que es posible encontrar en soledad. Cualquier accesorio puede interferir en la búsqueda de ése estado. Todo esto no quiere decir que no lleve un mínimo de planificacion para las carreras en las que participo, pero es prioritario el disfrute y percibir sensaciones, antes que los números, tiempos., etc. Si dejé el asfalto fué en parte por ése motivo. Era todo muy rígido,  encajado. Estaba milimetrado, y cuantificado, y eso me acabó quemando. Si acababa una carrera y no mejoraba mi marca en algún segundo, me sentía decepcionado y el disfrute era inexistente. Dejó de tener un sentido razonable para mi. Esto en la montaña no me sucede.

Manu: la familia forma parte para muchos de nosotros en nuestros objetivos. ¿Cómo te van a acompañar en esta ocasión? ¿sueles usar este tipo de pruebas para la práctica del turismo?

Juan: Totalmente cierto, la família es vital.  En el caso de mis padres, no lo comparten, pero lo respetan y con el tiempo han empezado a entenderlo.  Me ven feliz haciendo carreras de 20 o 26 horas. Por otro lado mi mujer, también es corredora popular, y aunque no se atreve todavía con estas distancias, comparte mi pasión, me apoya en los entrenos asumiendo mis largas ausencias, se implica activamente en la organización de viajes a los eventos, y se ocupa de la  logística y asistencia durante la carrera, a veces me sorprende cómo es capaz de llegar a cualquier avituallamiento!. Me ayuda en absolutamente todo, y reconozco que de no ser así, posiblemente no podría llevar a cabo, por ejemplo el proyecto “10 islas 1 desierto”. Ni mi repleto calendario con una Ultratrail cada mes.

Y ciertamente, hacer turismo, gastronómico o cultural forma parte indispensable en nuestros desplazamientos por toda la geografía para asistir y participar en las carreras. Hemos conocido bellísimos lugares haciendo turismo gracias a las carreras.

Manu: metiéndonos en material técnico. ¿Cuál será tu material previsto para la ocasión?_URI6265

Juan: El apartado de material, para mi, es vital. Aquí no me la juego. Normalmente incluso acostumbro a llevar material que no es obligatorio, pero si aconsejable. En esta carrera concretamente, me parecen insdispensables los bastones, unos ligerísimos Ferrino plegables en “N” (4 tramos) y una chaqueta de Gore-Tex Haglöfs con columna de agua 20.000, no arriesgo una carrera por ahorrar unos gramos con una orografía y  como la de Andorra, amén de una meteorología que puede llegar a ser severa en esas cumbres y valles. Llevaré también unos pantalones impermeables termosellados Lafuma,  pesan sólo 100 gramos ocupando lo mismo que un paquete de Kleenex y soportan una columna de agua de 10.000.  En el apartado de calzado estoy barajando dos posibilidades, pero lo que me decantará por un modelo u otro será la protección en la puntera,  y la estabilidad en la zona de talón, a continuación tendré en cuenta en agarre y como último factor la ligereza, que en ése relieve no me parece tan necesario.

Manu: ¿piensas que el uso de un buen material técnico es fundamental en pruebas de tal exigencia?

Juan: Totalmente, me lo corroboró una mala experiencia en la Emmona Ultra Trail 110kms en 2014, cuando en la zona de cresteo llegando casi al techo de la carrera (Puigmal, 2914 mts.) el frío y la grandes rachas de aire, hicieron que me tuviese que abrigar con todo lo que llevaba en la mochila, incluida la chaqueta de Gore-Tex. Aún así me evacuaron de la cima con hipotermia y pasé la noche en el hospital. Estoy segurísimo que de no haber llevado ése material, la cosa habría ido a mayores sin duda alguna.

Manu: por último, ¿nos das un tiempo aproximado de carrera? Venga, aventúrate.

Juan: Sinceramente, mi filosofía en cuanto a las carreras posiblemente sea un tanto peculiar, mi finalidad es vivirla, conocer un recorrido nuevo cada vez, y llegar a meta. El cronómetro pasa a un plano totalmente secundario. En una carrera de tantas horas, cualquier exceso se puede pagar caro, y siempre tengo como prioridad hacer una buena gestión de carrera, y escuchar mi cuerpo constantemente. Bien es cierto que en Transgrancanaria por ejemplo, a pocos kilómetros de meta me sentí bien, y vi que podría llegar a meta antes de que cambiase el dígito horario, y evidentemente apreté…..a nadie le amarga un dulce.

Manu: Muchas gracias por tu implicación con la montaña y dedicarnos unos minutos. ¡Estás en tu casa!

Juan: Gracias a ti. Nos vemos en las carreras, o por “ahí arriba”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *