Miguel Heras, a dos minutos de rebajar el récord de la Salomon Ultra Pirineu

b5ca9740-85a2-42bc-bd16-ee8ea533dfa6

El atleta de Béjar bajó del camping hasta la meta de Bagà en menos de 6 minutos, a un ritmo de 3’26 min/km

Heras se coronó por tercera vez en la prueba del Cadí Moixeró con un ritmo medio de 6’33 min/km

El corredor se quedó a poco más de dos minutos de rebajar el mejor tiempo de la prueba, en manos de Kilian Jornet

Crédito foto: Ultra Pirineu / Gemma Pla

Siete de la tarde. Bagà. Con cerca de 109km en las piernas, Miguel Heras empieza a aumentar su ritmo. El de Béjar pisa terreno conocido, avanza con solvencia y cubre los poco más de mil metros que le separan de la victoria, los que van del camping hasta la meta de Bagà, en menos de 6 minutos, completando el último kilómetro a un ritmo de 3’26 min/km. Su move y su Suunto Spartan Ultra no mienten: fue su tramo más rápido en los 110 km que dan forma a la Salomon Ultra Pirineu. Pisó la alfombra verde, chocó manos con su público y, con un gesto de rabia, agarró la cinta de campeón y celebró su tercera victoria en el Parc Natural del Cadí Moixeró. “Es mi carrera. Es impresionante esta prueba y su gente. Siempre lo doy todo aquí y me he vaciado”, contaba.

Heras corrió esos últimos metros con un reto en mente: rebajar el récord de la prueba, en manos de Kilian Jornet con 12:03:27. “Me exprimí al máximo para intentar bajar su tiempo y para darle un poco más de vidilla al final de la carrera. Al principio pensaba que estaba en 12h09’ y que llegaba. No pudo ser pero lo pasamos bien”. El de Béjar paró su Suunto Spartan tras 12:05:51.

EL ÚLTIMO KILÓMETRO DE MIGUEL HERAS

El atleta de Suunto pasaría primero por todos los puntos de control. Entre Serrat y Bellver corriendo acompañado del peruano Remigio Huamán, Heras registró su punta de velocidad más alta, de 2:59. Fue precisamente tras el paso de ambos por el avituallamiento situado en el km 40 de la carrera cuando el de Béjar ya dejó atrás a Huamán y avanzó en solitario por un terreno que conoce a la perfección y que siempre le recibe con cariño. Cómodo y arropado por el público, Heras marcó un ritmo medio de 6’33 min/km a lo largo de toda la prueba. “Sin duda, la velocidad a la que fue durante toda la carrera es muy alta para ser un recorrido con tanto desnivel (6800m). Prueba de eso es que se quedó a muy poco tiempo de superar el récord de Kilian Jornet”, analiza Biel Ràfols, team manager de Salomon Suunto.

En su camino hasta la meta, Heras apenas paró en los avituallamientos y, en ellos, fue asistido por un equipo en el que también se encontraba su hermano Roberto Heras o su compañero Jan Margarit, vencedor el viernes de la Nit Pirineu. Fueron 110 kilómetros que el corredor de Suunto remató con un último kilómetro antológico justo antes de cruzar meta y abrazar su tercera victoria en casa. “Todo túnel tiene su salida”, dijo en meta. “Es una alegría volver a verlo en lo más alto del podio. Por fin parece que deja atrás los problemas y podrá encarar el final de temporada en muy buenas condiciones”, dice Ràfols.

Miguel es sinónimo de Salomon Ultra Pirineu y la prueba del Cadí Moixeró, tras sus tres victorias y tres podios en sus ocho ediciones, no se entiende sin la presencia del bejarano. “El público me quiere mucho, igual que yo a ellos. Al final, vas a donde te encuentras cómodo y yo siempre quiero volver a la Ultra Pirineu”, concluía Heras.
Descubre el move de Miguel Heras
Ver Suunto Movie

La lógica nos dice que no deberíamos estar aquí. Que no es lógico salir mientras los demás aún duermen. Pero nosotros decidimos ignorarla porque no somos seres lógicos.
El Suunto Spartan Ultra es un reloj para actividades multideporte de atletismo y aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *