CORE|Rutina para atletas entrenados

bosufinal

Si algo está de moda, y no por tendencia sino por la importancia que implica, es el CORE. Entrenar el CORE nos ayuda a crear  estabilidad a lo largo  y ancho de nuestra columna vertebral.

Según, Richardson, C et al., (1999), el CORE es una caja muscular con los abdominales al frente, paraespinales y glúteos en la parte posterior, el diafragma en la parte superior y la musculatura del suelo pélvico y de la pelvis propiamente dicha en su parte inferior.

Realizar a diario durante nuestra planificación sesiones de 10′, incluso menos, puede revertirse en beneficios para evitar lesiones típicas del corredor, incluso en personas sedentarias ayudando a mantener una columna vertebral sana.

Aplicándolo al deporte trail encontraremos puntos positivos a la hora de acumular desnivel, ya que potenciando el core mantendremos una posición mucho más erguida evitando así dolores de espalda a nivel lumbar mayormente, además de mantener la pelvis en su posición correcta para así evitar rotaciones indeseadas que se traducen en una técnica de carrera defectuosa, acarreando consigo las temidas lesiones del corredor.

A continuación te presento una entrenamiento del CORE específico, bajo mi punto de vista, para corredores/atletas experimentados en el trabajo de esta famosa faja muscular. Empezar con una rutina de una exigencia alta puede acarrear con el tiempo más problemas que beneficios si no hemos empezado por ejemplo con las básicas planchas isométricas.

Si estás dentro del grupo de atletas con experiencia previa éste puede ser un buen ejemplo de rutina CORE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *