Zegama espera con su dosis de épica y magia

Este fin de semana regresan el barro y la lluvia de la mano de Zegama, una de las maratones más prestigiosas del mundo con 45km y 2.750m en Euskadi

Kilian Jornet, Luis Alberto Hernando y Tadei Pivk son los grandes favoritos en categoría masculina mientras que entre las mujeres se espera una dura batalla entre Oihana Kortazar y Azara Garcia

Además del maratón, el viernes se disputará la segunda edición del kilómetro vertical y el domingo la Zegama Junior

Zegama es Zegama”, reza el eslogan no oficial de esta maratón de montaña, acuñado por Kilian Jornet. Si hasta el siete veces ganador de la prueba redunda para describir la prueba, es señal de que, quizás, las palabras no sirven para explicar qué es y qué significa esta carrera. Hay que venir y vivirlo para entender la magia que desprende, ya sea con un dorsal o como espectador para sentirlo de una manera intensa, casi religiosa.

Sobre el papel, la Zegama Aizkorri es una maratón de montaña de 45 kilómetros con 2.750 metros de desnivel positivo que recorre el macizo de Aratz y la sierra de Aizkorri, coronando cuatro de las cinco cimas más altas de Euskadi, el póker de ases: Aratz, Aizkorri, Aketegi y Aitxuri. En las pieles de sus 400 corredores, sin embargo, la prueba es mucho más. Primero, porque en Zegama no caben todos. Son muchos los que piden tanda cada año para intentar entrar en la línea de salida. Como si se tratara del Gordo de Navidad, centenares de corredores populares aguardan cada año la esperada papeleta ganadora del sorteo que este año mantuvo en vilo a las 7.449 personas que se habían preinscrito.

Segundo, porque el terreno en el que se disputa la prueba también es excepcional. Es un recorrido a medio camino entre la gloria y el sufrimiento, entre barro, piedras resbaladizas y senderos técnicos. Admirándose los pies durante horas, sufriendo desde los primeros metros por la temida rampa de hormigón y de camino hacia la cima del Aratz (km 16), para santiguarse algunos al paso delOihana-Salomon-Zegama Sancti Spiritu. Es aquí cuando con las manos en las piernas, los gritos de ánimo de las decenas de espectadores que restan imperturbables bajo la lluvia y gritan hasta la afonía “aupa, aupa, aupa” acunan a los corredores para afrontar la parte más técnica del recorrido, la subida al Aizkorri. Allí les estarán esperando, también, algunos de los 450 voluntarios que velan por cada corredor, y que seguirán animandoles mientras se alejan por el cresterío, con los vítores impulsándoles cuando las piernas dicen basta. Después de la tormenta, llega la calma, y desde el Aizkorri (km 22,5) los corredores seguirán encarando desnivel hasta llegar al punto más alto del recorrido, el Aitxuri (1.551m). Desde allí, aún habrá que sumar kilómetros para completar el póker con el Andraitz y seguir sumergidos en el ambiente mágico hasta volver de nuevo a la realidad al cruzar la meta en el centro de Zegama.

La previsión meteorológica pinta gris para el fin de semana, y si esto es descorazonador para muchos no lo es sin duda para los participantes, la organización y los espectadores de la prueba, que tienen el barro y la lluvia como tótems en esta prueba que arrancará el domingo a las 9 de la mañana. Antes, y para inaugurar la Zegama Aizkorri, se disputará el viernes la segunda edición del kilómetro vertical, que en un recorrido por terreno técnico y boscoso de 5.2km y 1.200m de desnivel positivo se llegará hasta la cima del Iraule. Entre los candidatos a la victoria se encuentran grandes especialistas como el andorrano Ferran Teixidó o los jóvenes Oriol Cardona y Jan Margarit mientras que en chicasMaite Maiora acaparará la mayor parte del protagonismo.

Zegama Aizkorri: la carrera que ningún élite se quiere perder

Para el maratón del domingo, si los corredores populares viven como una especie de peregrinaje su participación en Zegama, también es el caso de la élite, que año tras año se cita en este pequeño pueblo de 1.500 habitantes. Kilian Jornet llega tras bajarse esta semana de los esquís, y aunque dice “estar faltado de kilómetros” también lo estaba, según él, cuando batió el récord de la prueba en 2014 con 3h48’13’’. Luis Alberto Hernando vuelve al barro tras su idilio con los senderos volcánicos en la Transvulcania, y buscará mejorar su tercera posición en 2014. Dos de los tres integrantes del podio en 2015, Tadei Pivk (1º) y Manuel Merillas (3º) estarán también en la salida, aunque puede que este año se les compliquen los puestos altos de la clasificación con la irrupción de corredores como Rémi Bonnet, quien tras conquistar las Skyrunner World Series en kilómetro vertical, busca inscribir su nombre con letras de oro así como con otros nombres destacados como Zaid Ait Malek o Tom Owens, ambos con buenos resultados en la prueba. Todo ello, eso sí, con permiso de corredores como Aritz Egea o Jokin Lizeaga, que jugando en casa intentarán aliarse a las condiciones para escalar posiciones en el pódium.

Dice Oihana Kortazar, bicampeona de la prueba, que no viene demasiado a Zegama a entrenar, aunque le quede muy cerca de casa. Para ella, el recorrido del maratón tiene que permanecer especial, Salida-Zegamapara que el día de la carrera adquiera el simbolismo propio de las grandes ocasiones. Es sin duda una de las favoritas a llevarse la victoria en el cuadro femenino, aunque la ganadora del año pasado, Azara Garcia, querrá seguir manteniéndose en el trono. Maite Maiora, quien vuelve después de una larga lesión, se sumará a Kortazar para sumar el punto vasco a la prueba. Otras candidatas a ocupar las posiciones altas de la clasificación serán Gema Arenas, Megan Kimmel o Uxue Fraile. Puede que alguna de ellas consiga batir el récord femenino de la prueba, vigente desde 2008 en 4h38’19’’.

La prueba, que servirá también de inauguración de las Skyrunner® World Series en su modalidad de sky se podrá seguir en streaming desde cualquier rincón del mundo. Mientras se disputa el maratón, los más jóvenes podrán participar en la Zegama Junior, con 10km y 505m de desnivel positivo.

¿Qué transforma una simple carrera en algo mítico y épico? Zegama es Zegama, y hay que venir para descubrirlo.

(Nota de prensa)

Photo credit: Jordi Saragossa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.